A la sombra del viento

Soy un tipo que ha sabido encontrar refugio y escapes a la realidad a través de los libros, pero esta vez el libro medio me alteró medio bastante mi estado de ánimo, la nota es que dentro de todo el misterio y la trama intrigante de la novela La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón, novela que me agrada mucho, existe una historia de amor muy bacán, bueno ni tan bacán ya a veces exagero, el asunto es que se topa full el tema amor y hoy que apuré la lectura del libro para cederlo en préstamo a una persona que al final no pudo asomarse, como que me pegó la carencia afectiva en mi vida.

No quiero decir con esto que estoy solo, triste y deprimido, porque no lo estoy, simplemente que en un tiempo donde me va bien en muchos aspectos de mi vida, no tengo con quien compartir mis triunfos y mis avances, acabo de matricularme en una maestría que comenzaré el lunes, a mi tesis estoy por darle la puntillada final, en mi casa todo va mejorando, se me abren chances de trabajo y comenzar con éxito mi vida de grande, me siento tan lleno de amor, caricias y besos y estoy seguro que ando subutilizando todo mi potencial amatorio.

No sé en verdad como explicar los síntomas de este mal de amor del momento, supongo que podríamos empezar por decir que extraño el suave roce de un cuerpo femenino, que mis labios necesitan beber de otros, mis manos extrañan los trazos casi imperceptibles y espontáneos sobre un rostro terso, mis ojos mirarse en otros pares y lo que más extraño son las sonrisas y ese escapar del mundo al tomarse de la mano del otro y caminar por las calles que dejan de ser de propiedad pública para convertirse en derroteros de una historia que tiende a buscar final o finales felices.

Y bueno quisiera que apareciera una Bea que descubrir y con quien desenredar misterios y descubrirnos cómplices, o tal vez sólo encontrar una femme fatale que nos arrastre a embarcarnos en aventuras que incluyan tormentas y personajes que formen parte de los círculos del fluir inesperado del universo, que algún momento nos ayuden a contar historias distintas, no sé si mejores o peores de las actuales pero sí diferentes.Es así como me encuentro en una tarde de jueves a la sombra del viento esperando que mi vida y su nuevo cielo me traiga sorpresas que le pongan un poco más de sazón a mi vida.

2 lo que dixe la gente:

Ursus Andinus dijo...

"ningún bien se posee a gusto estando solo" Cito al célebre Séneca, uno de los más famosos estoicos de la Roma Republicana, y creo que es lo que pasa; y se lo que es estar así, tener mucha alegría para brindar y no encontrar esa fémina a quien compartir (y no en actos de porn precisamente), a quien sentir y contagiar de tan buenas emociones.

Un gusto conocer esta tu página estimado Sebas, un abrazo amigo.

A.- dijo...

Me dieron ganas de leerme el libro que mencionas.
Creo que explicas tu situación perfectamente, además que parece tan igual a la mía, jajaja. Eso me quedó como deprimente, pero es la pura verdad.
Como dicen por ahí "amanecerá y veremos"

Un beso y gracias otra vez por la canción.